Publicidad

Una idiotez griega llamada referendum

Hay gente con una vision muy corta. Desde el inicio de esta crisis de la deuda, hemos estado diciendo que los líderes de los principales países involucrados no se encuentran a la altura de la circunstancia, comenzando por las cabezas de Alemania, Estados Unidos, Italia y Francia, pero también de otros países más pequeños como Grecia, que acaba de cometer una idiotez que puede llevar al desmembramiento de la Union Europea y al fin del euro.

¿Cual es esa idiotez? Elevar a referendum la decision de si se permiten ayudar o no por la Union Europea y el FMI, en un abierto desafío por la tremenda presión que está sufriendo el país heleno para poner en orden sus cuentas.

Comencemos con el hecho de que Sarkozy tenía razón: es un error que Grecia haya entrado al Euro. Pero no solo Grecia: el ambicioso proyecto de integración europea, integrando países que se encuentran fuera de las “esferas de elite” de la economía, ha hecho que la eurozona sea “una bolsa de gatos”, con tremendas inequidades entre sus socios. Pero la culpa no es del cerdo sino de quien le da de comer: Alemania.

No es ningún secreto que la Eurozona está hecha a medida de Alemania, la locomotora industrial europea. En sus principios, la zona euro se creo para asegurar un mercado para las exportaciones alemanas y francesas. Para logra esto, ha habido importantes transferencias de dinero desde los países centrales a los perifericos, con un solo objetivo: asegurar que los países más pequeños puedan pagar sus deudas a Alemania y Francia, generadas por la compra de sus productos.

No hay que olvidar que esto ha ayudado al desarrollo de muchos países que crecieron más en una década que en toda su historia, como por ejemplo Irlanda, Portugal y la mismisima España. Pero quedaba por ver que sucedería en el caso de una crisis inédita como la que estamos viviendo. Y allí, bueno, estamos sufriendo las consecuencias: un importante desfasaje entre Alemania y Francia y el resto de Europa. Las recetas del BCE ya no son tan buenas y, en muchos casos, pertenecer al Euro no está teniendo tantos privilegios como antes.

El “sálvese quien pueda” esta cada vez mas presente en la region. A la evidente irresponsabilidad tanto de Merkel como de Sarkozy con su lentitud para la toma de decisiones y en su tacañez a la hora de asumir su papel de líderes, ahora se suma el desafío del Primer MinistroYorgos Papandreu, que ha puesto al borde del precipicio todos los acuerdos europeos de salvación de su propio país, al elevar un referéndum sobre el rescate a sus ciudadanos, en una evidente jugada para salvar su propio pellejo en la política vernácula de Grecia. ¿Por que razon este desafío? Grecia sabe que tiene secuestrado al euro, y que si algo le pasa a ella, el euro se muere. Por eso, yo creo que esto es un “mensaje mafioso” hacia los que tienen que poner el dinero para salvar a Grecia.

¿Qué pasaría si Grecia dice “no”? Pues esta es la incertidumbre que no pueden soportar los inversores, que se ceban con las entidades financieras, las más afectadas en caso de que todo explote, debido a su gran exposición en papeles de deuda no solo de Grecia, sino tambien de Italia, España y Portugal, los próximos en la lista de caídas si todo esto vuelca y se produce el temido efecto dominó.

El nuevo acuerdo de rescate con la Unión Europea, que tan trabajosamente se ha firmado la semana pasada, será elevado a referendum en un país donde más del 60% de la población está disconforme con el mismo. Huelgas generales, críticas al por mayor y una ciudadanía empobrecida y falta de trabajo decidirán el futuro de la segunda mayor divisa internacional y de unas 500 millones de personas en Europa.

Este factor ha añadido incertidumbre a la hoja de ruta pactada por los líderes europeos el pasado miércoles, que incluye el segundo rescate a Grecia a cambio de cumplir ciertas condiciones, la recapitalización de la banca europea y el refuerzo del fondo de rescate. Sin embargo, volvemos al principio, líderes que no se encuentran a la altura de la circunstancias han llevado a que la falta de concreción y de detalles del pacto europeo, tras la euforia de la semana pasada, fuera la excusa esgrimida para las fuertes pérdidas que registran los mercados.

Todo puede suceder en esta kermesse. Todos juegan su juego, con objetivos muy limitados, y sin pensar seriamente en las consecuencias de un desfalco europeo. Creo que falta decision, no se puede vivir en la incertidumbre. Quiza la solucion sea alguna medida drástica. Yo tiro una idea: ¿por que no se deja caer a Grecia en el Default, y Europa, en vez de rescatar a un país irresponsable y mentiroso, compra los bonos impagos de Grecia a las entidades financieras europeas que los poseen, para de esta manera salvar a los bancos, salvar a Grecia (miremos el modelo argentino post-default) y, de paso, ahorrarse unos cuantos cientos de miles de millones de euros que están siendo destinados a tapar agujeros en la Acrópolis?

No voy a negar que una salida de estas caracteristicas va a tener sus consecuencias y que habrá una tormenta casi perfecta sobre toda Europa. Pero si se toman medidas coordinadas y drásticas, yo creo que se puede capear el temporal, que durará unos cuantos meses, pero que cuando aclare todos saldremos mas fortalecidos. Siempre se puede estar peor, pero si no se toman medidas rápidas, la agonía se hace insufrible…

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>