Publicidad

¿Tiene riesgos la renta fija? ¿Cuáles?

Es una de esas cuestiones que a veces parecen laterales, ya que, es como si se diera por sentado que la renta fija no presenta riesgos. Claro, cuando la realidad se impone, se descubre que sí, que la renta fija tiene riesgos y que además estos riesgos mal controlados pueden ser tan dañinos (o incluso más por imprevistos) que los de la renta variable.

te mostramos la importancia de diversificar en los fondos de inversión

El panorama inicial de la mayoría de productos de renta fija parece claro; se trata de productos que aseguran la rentabilidad al usuario siempre que éste mantenga sus posiciones de inversión de comienzo a fin de la vida del producto. Hasta aquí de acuerdo, sin embargo incluso en este caso existen riesgos que hay que tener en cuenta.

Garantías

Los profesores  Francisco J.López Lubián y Pablo Estévez en la  estimable obra “Bolsa, Mercados y Técnicas de Inversión” (McGraw Hill) Se acercan precisamente a estos riesgos, de los que entienden, existen cinco grandes grupos:

Los riesgos sobre interés

Los tipos de interés medidos en función del tiempo y forma las curvas de tipos, a un bono a un año le van a afectar los tipos a dos años pero no le afecta a los tipos a 10. Por esto la compra de un bono debe ser siempre precedida de un análisis de que parte de la curva de tipos le va a afectar porque podría darse el caso (no tan lejano en el tiempo) de que nos encontramos con un escenario con los tipos de interés a corto plazo bajando pero los tipos de interés a largo plazo subiendo, esto, mejoraría la cartera de los bonos pero va a empeorar las que se nutran de obligaciones.

Los riesgos de inversión

 Puede parecer un riesgo no tan evidente, y sin embargo tiene su importancia como veremos. Se basa principalmente en la influencia que puede llegar a tener en los valores a corto plazo y se da en el momento en el que, al final de la vida del producto elegido, el inversor debe volver a elegir dónde colocar su dinero; si los tipos de interés se han reducido se supone que en las rentabilidades y también los cupones de las nuevas ofertas de producto también se habrá reducido.

Se puede dar también en los inversores a largo plazo, la muestra está en que si durante el proceso de evolución de un modo los tipos van bajando subir al precio, esto puede aumentar la presión de la venta del bono, que, subsidiariamente puede llevar a la reinversión en bonos con rentabilidades inferiores debido a la caída de los tipos.

Riesgo de Interés 
  • Riesgo en los movimientos de interés
  • Afecta a todos los plazos de inversión
Riesgo de Inversión
  • Riesgo en la recolocación del dinero
  • Afecta más a los plazos cortos de inversión
Riesgo Tipos Volátiles 
  • Riesgo en la diferencia entre compra deuda vieja y emisión deuda nueva
  • Afecta más a plazos medios y largos de inversión
Riesgo Tipo de Cambio 
  • Riesgo al cambio en título no emitidos en euro
  • Afecta a todos los plazos de inversión
Riesgo Inflación 
  • Riesgo en la diferencia de bonos a futuros inferior a la de bonos próximos
  • Afecta a los plazos largos de inversión

Cuando nuestros fondos pierden dineroVolatilidad en los tipos

Con frecuencia se da la situación en la que el emisor compra deuda vieja y emite deuda nueva a tipos inferiores; el emisor hace esto de manera como decíamos muy frecuente cuando los tipos han caído y obviamente se vislumbra la posibilidad de refinanciar la deuda propia de manera más barata. Esto conlleva un perjuicio evidente para el inversor, se supone que por este motivo a los bonos con posibilidad amortización anticipada se les pide mayor rentabilidad, pero, no siempre es así y además, en el caso del amortización anticipada debemos tener en cuenta que su valor de apreciación cae de manera importante, de esta manera cuando los tipos de interés aumentaron el precio de los bonos Aumentan todos excepto los de amortización anticipada.

El riesgo de tipo de cambio

En este caso el riesgo se circunscribe a quienes contratan títulos de renta fija en moneda diferente al euro; el riesgo es más evidente ya que se muestra en las posibles variaciones del tipo de cambio y el resultado en forma de modificación de la rentabilidad final del mono que puede producir, es cierto que se pueden contratar seguros de cambio, sin embargo ya suponen un coste sobre la operación que no debiera en principio computarse.

Inflación

Se trata de un riesgo menos evidente ya que afecta a las emisiones a largo plazo, y tiene que ver con la capacidad de compra de los bonos futuros cuando ésta es inferior a la capacidad de compra de los cupones en momentos  más cercanos en el tiempo.

Prudencia pero no miedo

No son pocas las voces que se inclinan por un escenario a corto plazo en el que los tipos de interés se vuelven a reactivar este escenario, sin apostar mucho por ello, puede ser perfectamente viable si no en el corto tal vez en el medio. Es comprensible que si el contexto deriva hacia esa subida de los tipos la renta fija a largo plazo lo va a pasar mal máxime cuando estamos viendo unos mínimos históricos en lo que a remuneración se refiere.

Esto no significa en absoluto que quienes desean apostar por la renta fija o la renta fija mixta de van dejarse llevar por el miedo, la prudencia puede ser un buen aliado pero el miedo siempre es un gran enemigo para el inversor. Por tanto, si estamos pensando en la renta fija como una opción o sus derivados, debemos hacerlo con un ojo puesto en la evolución de los tipos para los próximos meses y el otro en la propia evolución nuestros productos, donde, tal vez a fecha de hoy, sigan siendo más recomendables los cortos plazos que otras opciones.

Nada de lo anterior tiene que ver con el retraimiento, todo caso con un análisis más detallado de las posibles ofertas de inversión, y la toma de decisiones en función a este análisis y a la realidad de la renta fija a la que, como ya hemos visto peligros no le falta aunque a veces parezcan menos evidentes.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>