Publicidad

Manual del Inversor: Derivados Financieros

A medida que avanzamos con el Manual del Inversor en Fondos, vamos conociendo conceptos cada vez más complejos. En esta oportunidad, veremos que son los derivados financieros y como influyen en los fondos de inversión que invierten en ellos.

Un derivado financiero (o instrumento derivado) es un producto financiero cuyo valor se basa en el precio de otro activo, de ahí surge su nombre. El activo del que depende toma el nombre de activo subyacente, por ejemplo el valor de un futuro sobre el oro se basa en el precio del oro. Se podría decir que cualquier tipo de activo puede llegar a transformarse en subyacente de un derivado.

Las características generales de los derivados financieros son:

  • Su valor cambia en respuesta a los cambios de precio del activo subyacente.
  • Requiere una inversión inicial neta muy pequeña o nula, respecto a otro tipo de contratos que tienen una respuesta similar ante cambios en las condiciones del mercado.
  • Se liquidará en una fecha futura.
  • Pueden cotizarse en mercados organizados (como las bolsas) o no organizados

Los fondos que invierten en instrumentos financieros derivados pueden incorporar un riesgo superior debido a las características de esos productos. Por este motivo, tanto las pérdidas como las ganancias de estos fondos pueden multiplicarse debido al efecto del apalancamiento que es común en los derivados.

Sin embargo, hay algunos fondos que utilizan a los derivados primordialmente para disminuir los riesgos de su cartera de contado. Es lo que se denomina cobertura. Es importante leer el folleto legal explicativo del fondo que queremos contratar para determinar de que manera serán utilizados los instrumentos derivados de la cartera.

De esta manera, tenemos una primera clasificación:

  • derivados de inversión
  • derivados de cobertura

Como explicamos con anterioridad, esta clasificación depende del uso al que se le de a estos instrumentos.

Hay distintos contratos de instrumentos financieros derivados, los más utilizados son el swap (contrato de permuta o intercambio), los forwards (contratos a futuro) y las opciones (que pueden ser “americanas” – ejecutables durante la vida del contrato – o “europeas” – ejecutables al finalizar el contrato -).

A su vez, los activos subyacentes más utilizados son:

  • Tipos de interés
  • Divisas
  • Acciones
  • Bonos
  • Riesgo crediticio
  • Commodities (metales, cereales, cítricos, energía, etc)
  • Condiciones climáticas
  • Inflación
  • Algun otro activo que se le ocurra…

Próxima entrega del manual del inversor: Apalancamiento

Publicidad

3 responses to “Manual del Inversor: Derivados Financieros

  1. Pingback: Contratos por diferencias, cfds: Características
  2. Pingback: Derivados Financieros
  3. Pingback: Credit Default Swaps: ¿Qué son los CDS?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>