Publicidad

La Teoría del Rebaño y el Juego de las Minorías aplicados a las Bolsas

 

Los expertos conocen un fenómeno psicológico clásico llamado Comportamiento de Rebaño, que puede tener mucho que ver con los salvajes vaivenes de pánico y exhuberancia que afectan a las bolsas del mundo, como por ejemplo Wall Street o el Mercado Español. Este fenómeno se detona cada vez que se produce alguna noticia económica sorprendente.

En estos últimos tiempos, las autoridades financieras y las mismas entidades bancarias están abocados a dilucidar un gran interrogante derivado de esta cuestión: ¿Que se puede hacer para que un rebaño, financiero en este caso, se detenga y cambie de dirección? Lo que buscan estos expertos son básicamente pautas psicológicas que ayuden a transformar este mercado bajista en alcista.

Los investigadores que estudian el inconformismo, las modas pasajeras o incluso la teoría de los juegos, coinciden en que en cualquier mercado en baja los inversionistas inevitablemente comienzan a actuar en contra del comportamiento del rebaño. ¿Por qué? Es probable que actúen a partir de sus propios análisis de la situación económica, o sobre la base de informes, o simplemente que esten aprovechando las “gangas” que inevitablemente aparecen en el mercado.

Pero no solo son esas razones: otros inversionistas abandonan el rebaño por razones individuales y de idiosincracia. Incluso hay algunos que en su afán de preservar su fama de independientes o de mostrar confianza bajo presiones crecientes favorecen una estrategia de lo opuesto.

Sin embargo, según el Wall Street Journal, un modelo que los investigadores han utilizado para estudiar este comportamiento de ir en contra del rebaño ha sido el denominado juego de la minoría. Este Juego de la Minoría se basa en un problema planteado en 1994 por el economista W. Brian Arthur, aplicado a un bar. El problema dice que a todos les gusta ese bar, pero tambien saben que el lugar no es divertido cuando se llena. ¿Cual es entonces la mejor estrategia para maximizar la diversión? ¿Evitarlo los fines de semana? ¿probar ir otros días? ¿Cambiar el horario? ¿No harán todos lo mismo?

Los experimentos que analizan este juego de la minoría han demostrado que muchos jugadores revierten sus estrategias en la mitad del juego, simplemente porque utilizan la probada “prueba y error“. Muchas veces esta estrategia puede resultar exitosa precisamente porque otros deciden aferrarse a la “ruta congestionada“. La conclusión de este comportamiento indica que a lo largo del juego se desarrollará naturalmente toda una variedad de estrategias de opuestos de ese tipo porque hay personas que son más conservadoras en sus estrategias.

Pero cuidado. No es que el mercado se preocupe por nada de esto. De hecho, destruye a todo el que llegue temprano, tarde o se equivoque. Pero en circunstancias adecuadas, los inversionistas y operadores clave se guían por las mismas pautas que quienes van contra la corriente, y entonces el rebaño puede cambiar de rumbo enseguida.

A partir de estas investigaciones, los especialistas concluyen que una moda puede revertirse sola cuando los integrantes del grupo que la impusieron deciden que ya no es distintiva. En los mercados financieros, los viejos inversionistas saben por experiencia que existen operadores que en general aciertan y que si uno se vuelca al otro lado, perderá dinero. Desde luego,estos operadores no tienen por que ser los que mueven grandes volúmenes en ele mercado. Simplemente, hay gente que sabe más que otra…

Publicidad

One response to “La Teoría del Rebaño y el Juego de las Minorías aplicados a las Bolsas

  1. Pingback: Una nueva era de teorías económicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>