Publicidad

La duda de los fondos que apuestan por deuda española (I)

 

Suele ser recomendable, cuando de fondos de inversión se trata, realmente cuando de cualquier producto financiero se trata, no sólo dedicar nuestro tiempo nuestros artículos a la revisión concreta de ofertas de productos, algo sin duda interesante y necesario por cuanto puede llegar ofrecer una perspectiva amplia al usuario de lo que el mercado productos financieros le oferta, sino también ponernos precisamente en la óptica del usuario y detenernos en aquellas dudas, temores o incluso miedos que este tipo de productos puedan llegar a generar.

Y resulta desde luego que en estos tiempos tan revueltos desde el punto de vista económico, las dudas a la hora de optar por un modelo de fondo de inversión en función de la configuración de su apuesta para con la inversión del patrimonio del fondo, son muchas las dudas que pueden asaltar a cualquier usuario no especialmente ducho en materia financiera, dudas que en algunos casos ya hemos reflejado en este espacio como por ejemplo las dudas sobre los fondos en países emergentes, las dudas sobre los fondos basados en inversión en materia prima, los propios hedge fund que analizábamos hace relativamente poco y que, también de manera lateral, van a estar presentes en estos dos artículos.

Y esto es así porque una de las dudas realmente importantes que se puede generar en los fondos de inversión de nuestro país, mejor dicho, a la hora de la contratación de fondos de inversión en nuestro país, es la conveniencia o no de optar por fondos que inviertan de manera directa en deuda española.

Probablemente el origen principal de esta duda tiene que ver con una especie de consenso que viene decir que para un usuario medio ante otras propuestas y modelos de inversión puede resultar más adecuada la opción de las Letras, algo que como veremos tiene desde luego lógica, pero, también, puede ser rebatido.

En primer lugar debemos dejar claro que sentar cátedra en estos momentos sobre cuál es la opción más correcta resulta una temeridad, los movimientos propios del mercado en una situación como la actual hacen que la toma de decisiones tendrán mucho que ver con el momento concreto porque se está atravesando, a no ser de que nuestras apuestas se lancen a medio o muy largo plazo, en cuyo caso, como ya hemos visto en otros artículos, la posición del inversor es radicalmente diferente.

Pero probablemente la pregunta del millón que un usuario de a pie de productos financieros se pueda hacer hoy en día es la de si merece la pena la compra de deuda española en un momento como el actual, en el que, a pesar de que elementos como la prima de riesgo no están tan presentes de manera constante como hace tan sólo unos meses, lo cierto es que la situación sigue siendo verdaderamente compleja.

Desafortunadamente esta pregunta del millón tiene más de una respuesta, como veremos en el próximo artículo, efectivamente, quienes apuestan por la compra de deuda española en estos momentos tienen una base sólida para dicha apuesta, sin embargo, posturas menos evidentes o decididas también pueden tener una base importante en su razonamiento.

 

Imagen 1 y 2: Philip Taylor PT flickr creative commons // Tax Credits PT flickr creative commons

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>