Publicidad

DWS Türkei Renta variable Turquía

Resulta bastante probable que un inversor que se inicia por vez primera en los fondos de inversión como producto financiero en busca de rentabilidad, sobre todo en un período de crisis como el actual, mantenga un perfil conservador a la hora de elegir aquellos fondos que le aporten menos riesgo en sus inversiones, en este sentido probablemente no se acercará en demasía a los fondos de inversión en renta variable y menos si éstos van conjugados con mercados emergentes. Sin embargo, obviamente, y como ya hemos reflejado en múltiples artículos son precisamente estos modelos de fondos los que aportan mayor rentabilidades en los últimos años.

Hoy traemos a revisión uno estos productos que puede no ser desde luego del agrado de un inversor novato que busca ante todo la protección de su patrimonio, pero, que sin duda se convierte en un producto muy atractivo por la rentabilidades que puede llegar a ofrecer, presentando eso sí un perfil de riesgo muy alto acorde a su carácter de renta variable en este caso en Turquía.

Hoy traemos a revisión uno estos productos que puede no ser desde luego del agrado de un inversor novato que busca ante todo la protección de su patrimonio, pero, que sin duda se convierte en un producto muy atractivo por la rentabilidades que puede llegar a ofrecer, presentando eso sí un perfil de riesgo muy alto acorde a su carácter de renta variable en este caso en Turquía.

DWS Türkei que así se llama el producto va a buscar fundamentalmente la inversión en renta variable, certificados de renta variable y otro tipo de acciones de emisores basados siempre hubo listados en Turquía, o en dichos certificados listados en otros mercados de valores.

Para entender realmente el perfil agresivo de este producto que combina posibilidades de rentabilidades muy altas con riesgo muy elevado no tenemos nada más que echar la vista a la rentabilidades de los últimos años, de este modo encontraremos rentabilidades en positivo verdaderamente importantes como las logradas en el año 2007 con un 52,20% en positivo, en el año 2009 102,50% positivo o en el propio año 2012 con un 69,08 positivo, mientras que a la vez se intercalan rentabilidades negativas como el -64,41% del año 2008 o el -38,28% del año 2011.

Con una inversión mínima a partir de 300 € para la inversión mínima adicional también de 300 € el producto no pedirá comisión de entrada aunque existirá una comisión de gestión equivalente al 1,75% estableciendo un ratio de costes netos de 2.05.

Estamos en definitiva ante un producto que desde luego no se acerca a la mayoría de los perfiles inversores aunque puede resultar más que adecuado en una combinación de carteras por lo que de alta rentabilidades puede llegar a lograr eso sí, teniendo siempre en cuenta de antemano que se trata común dicho en varias ocasiones de un producto de elevado riesgo como corresponde a la renta variable en emergentes en cualquiera de los casos, donde, como ya sabemos, la apuesta sobre rentabilidades se realiza de manera más arriesgada función de las fluctuaciones de estos mercados emergentes.

Imagen jon smith. flickr creative commons

 

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>