Publicidad

Depósitos o Fondos monetarios

¿Se siente usted defraudado por los depósitos? Es normal, no se preocupe, miles de ahorradores españoles han visto cómo en apenas un año la rentabilidad de los depósitos se ha desplomado, e independientemente de la duración de las imposiciones obtener remuneraciones interesantes se ha convertido en un empeño inútil.

Fondos de inversión y depósitos: la seguridad en la inversión

Sin embargo seguimos contratando depósitos a pesar de su baja rentabilidad. De hecho el movimiento del patrimonio invertido en depósitos en nuestro país no ha retrocedido en absoluto en proporción a lo que cabría esperar de un retroceso tan brutal de la rentabilidad; el motivo fundamental es el de siempre, la garantía de preservación del capital aportado en el depósito y el carácter muy conservador del ahorrador medio español.

Depósitos o Fondos monetarios

Dentro de las escasas alternativas que han plantado cara a los depósitos desde la visión del ahorrador, se encuentran los fondos monetarios, beneficiados del buen resultado del conjunto de los fondos de inversión el pasado año 2013, se han convertido en un producto receptor de ahorradores descontentos con los depósitos.

Fondos monetarios

Se trata de un modelo de fondo que apuesta por la inversión en activos de bajo riesgo y de alta liquidez, a diferencia de otros modelos de fondos como los de renta variable, se trata de productos estables y que, generalmente, a priori van a ofrecer una rentabilidad superior a la rentabilidad media de los depósitos.

Aún tratándose de un producto orientado al inversor conservador, no necesariamente tiene que resultar atractivo para un ahorrador conservador, afirmación esta que hincapié en la diferencia entre inversor y ahorrador, pero también dejando claro que estos fondos aportan un nivel de riesgo que los depósitos no presentan en ningún caso.

  • Tratamiento fiscal de los Fondos de Inversión

Entonces ¿fondos monetarios o depósitos?

Pues no se trata de una elección sencilla. Probablemente para quien prioriza ante todo la seguridad de su capital aportado en la operación, los depósitos, a pesar de su baja rentabilidad actual, sigan siendo la opción más adecuada.

Por otro lado, y esto es muy importante, a la hora de analizar un Fondo Monetario como alternativa (que lo puede ser perfectamente) debemos tener en cuenta algunas cuestiones más allá de la comparación entre el rendimiento a un año de ambos productos, donde con toda probabilidad van a ganar los fondos, ya que cuestiones como las comisiones y gastos que pueden generar, restado a la rentabilidad que presentan, pueden no hacer tan atractiva la opción en todos los casos.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>